Diseño y Marketing. Una historia de amor.

¿Por qué el diseño y el marketing van siempre de la mano? Es algo que no podemos negar, no pueden vivir el uno sin el otro y es que son dos disciplinas que se necesitan para triunfar.

Por muy buenos que sean tus contenidos no triunfarás si éstos no son visualmente atractivos. Ahí es donde entra el diseño gráfico en acción. Juntando marketing y diseño tus contenidos tendrán una apariencia mucho más profesional y atrayente generando así mayor posibilidad de interacción con el público. Del mismo modo, un buen diseño sin un concepto, contenido o mensaje detrás… se queda vacío. A continuación comentamos maneras de maridar estas dos disciplinas con éxito.

La primera impresión es la cuenta.

En cuestión de menos de un segundo ya tenemos una primera impresión de algo. En unos segundos más nuestra mente retiene y monta imágenes de algo vivido o visto. Podemos procesar más de 60,000 imágenes al día sin darnos cuenta, pero al final es información que se almacena en nuestro cerebro, por eso, algunas veces observamos algo que nos recuerda a otra cosa pero no sabemos a qué. Esta misma capacidad es la que nos ayuda a aprender cuando somos niños y a crear nuestro entorno por medio de similitudes.

Aquí tenemos ejemplos diseño aplicado a bolsas que no pasan desapercibidos.

Es por esto que hay estudios de psicología que afirman que el poder de un concepto formado en el momento de ver una imagen es más poderoso que un hecho.

Teniendo todo esto en cuenta, tiene mucho sentido que para una buena campaña de marketing o de publicidad cuidemos, además del contenido y el mensaje, el diseño. Ya que va a ser la primera impresión que nuestro público se va a llevar.

Las imágenes son poderosas

Nunca subestimes el poder de una imagen. A la hora de referirnos al marketing, ya sea online u offline, las imágenes lo son casi todo para comunicar el mensaje. A continuación podemos ver un caso de éxito, donde Loewe presenta su nueva imagen directamente sin apenas sin texto. Es todo poesía visual, mediante imágenes muy potentes y atractivas para el cerebro. Comenzamos con un vídeo, donde se introduce la nueva imagen de la recién estrenada línea de perfumes.

Este vídeo ha sido acompañado por una acción de imágenes repartidas por la ciudad, incluso con una instalación. El protagonista aquí, el diseño y la acción publicitaria con la que han acompañado estas bellas imágenes que os mostramos a continuación:

Al final leeremos texto pero siempre vamos a estar condicionados por la estética que lo acompaña. En la mayoría de los casos la imagen nos hace una idea previa de si el mensaje o lo que nos venden nos interesa en mayor o menor medida. En esta campaña además Loewe te animaba a difundir contenido con el hashtag #masalladelapiel lo cual crea una interacción muy interesante que ha difundido mucho más su campaña.

Diseño, humor y marketing nunca fallan

Diseña algo creativo, ingenioso y divertido. Conseguirás que la gente se interese por el contenido y comprenda la marca. Es muy aconsejable utilizar el humor y el diseño como clave para conseguir una gran difusión. Las acciones de marketing ingeniosas, creativas, con ese toque de humor canalla siempre marcan al público. Y si no que se lo digan a los creativos de Netflix.

Una vez comprendida la importancia del diseño gráfico en el marketing, aplícalo bien. Para ello es esencial que elijas el lugar donde colocar el contenido y que éste sea atractivo. Ahí está la clave, además con un buen diseño nadie se podrá resistir, para ello también tienes que tener en cuenta el público para el que va dirigido, ya que no a todos los públicos les gusta lo mismo. Una vez resuelto esto ya solo necesitas difundirlo para llegar a tu target.

En definitiva el diseño realizado por empresas de publicidad ha evolucionado con el paso del tiempo pero siempre de la mano del diseño y la creatividad. Entre las claves a tener en cuenta para un diseño publicitario de éxito se encuentran el producto, el mensaje y los medios.