Aumenta tu creatividad como diseñador gráfico

A todos nos ha pasado que nos hemos quedado bloqueados alguna vez ante la necesidad de aportar ideas nuevas para nuestro trabajo, algún logo rompedor, un diseño que destaque del resto, una nueva idea para una campaña…

Por eso queremos compartir contigo estos consejos que a la larga seguramente te ayudarán a la hora de realizar ese trabajo o reto con la creatividad exigida.

Papel y lápiz siempre contigo

Ya sea un Moleskine, un cuaderno de los de toda la vida, una libreta… etc. Lo que más práctico te resulte para llevar contigo a todos lados. Tener siempre papel y boli a mano es una forma estupenda de apuntar cualquier idea que pueda surgir. Y es que la inspiración no llega cuando la esperas y la memoria puede ser traicionera a veces. Además si dibujas, haces garabatos, esquemas o croquis verás como a medida que pasa el tiempo te ayuda mucho a tener nuevas ideas y cambiar tu manera de ver las cosas.

Cambia de aires

Esto implica cambiar de escenario, de equipo, de mesa, de proceso… en general salir de tu rutina de todos los días para ver las cosas desde una nueva perspectiva. De esta forma hacemos trabajar al cerebro fuera de su zona de confort y activamos pensamientos o ideas que de otra manera es difícil que aparezcan.

Reúnete con otros diseñadores

Comparte con tus colegas de profesión tus puntos de vista, trabajos realizados, opiniones… De esta manera además de inspirarte e intercambiar información de interés puedes tener una red de amigos creativos que siempre te motivarán a trabajar y mejorar tus diseños.

Ten proyectos propios

Siempre que tengas algo de tiempo para ti, dedícalo a trabajar en un proyecto personal. Esto es muy importante por varias razones, tienes total libertad, por lo que puedes lucirte y desarrollar la creatividad, siempre puede servirte para el portfolio y aprenderás mucho ya que puedes explorar nuevas técnicas y medios para llevarlo a cabo. Cualquier cosa sirve, un logo, un cómic, rediseñar cosas que no te gustan, crear una marca falsa… etc.

Lee mucho

Leer es esencial para cualquier aprendizaje, desarrolla el cerebro, el vocabulario y además si son libros de creatividad seguramente te den una visión nueva de las cosas que buscando en internet no siempre encuentras. En el campo del diseño gráfico por ejemplo es muy interesante ir haciendo acopio de libros de logos, tipografías, ilustración, arte… Las fuentes de inspiración son inimaginables. Por eso te recomendamos hacerte con una buena biblioteca personal que puedas consultar en cualquier momento.

Asiste a charlas, cursos y conferencias

Estos eventos siempre son interesantes ya que se aprende mucho de personas con experiencias y conocimientos de temas que te pueden aportar una nueva visión. Ya sea de temas relacionados con el diseño o con cualquier otro campo que puedas aplicar a tu profesión.

Y estos son solo algunos consejos, esperamos que os sean de gran ayuda en vuestro día a día como diseñadores.

Material de interés

Libros:

Sí eres creativo. Técnicas para potenciar tu creatividad – Masaaki Hasegawa.

El camino del artista – Julia Cameron

6 sombreros para pensar – Edward de Bono

Creatividad, S.A: Cómo llevar la inspiración hasta el infinito y más allá. – Ed Catmull

Documental:

Abstract, the art of design – Netflix